Búsqueda de comunidades
y distritos

Servicio Divino del Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider con puesta en descanso y ordenación

24.01.2021

En el Servicio Divino del 24 de Enero en Zofingen (Suiza), que se celebró bajo las estrictas medidas de seguridad debido al corona virus; se puso en descanso al Apóstol Philipp Burren y se ordenó al Anciano de Distrito Matthias Pfützner como Apóstol.
 
/api/media/511389/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=cd8cc53165dbe13f43be393839d89f32%3A1650446167%3A3421306&width=1500
/api/media/511390/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=a43146d822e90de10af601dd151775ab%3A1650446167%3A7630233&width=1500
/api/media/511391/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=8a1c4a2712ffb90ca5749ffa6331d206%3A1650446167%3A7842530&width=1500
/api/media/511392/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=cbcc159b5f4141d59664f18710b4e7bf%3A1650446167%3A1090994&width=1500
/api/media/511393/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=1427a0239522e8449c50bca4a6220510%3A1650446167%3A7470477&width=1500
/api/media/511394/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=d36c5646c55227b0c85b9c7f38efe5fe%3A1650446167%3A5056004&width=1500
/api/media/511395/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=7bc3ad43d4853002f91308e6f220f74f%3A1650446167%3A227604&width=1500
/api/media/511396/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=e597ae77257729eaba65c6fdb0bfe2b4%3A1650446167%3A184424&width=1500
/api/media/511397/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=7d4c04a2e0ad86c871d3efc12c1a9203%3A1650446167%3A7643515&width=1500
/api/media/511398/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=f200d5d0dbe3de97b08e27fe82f391ef%3A1650446167%3A1244124&width=1500
/api/media/511399/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=6f0d4517f3cd8f05476eb828f38634fe%3A1650446167%3A9016191&width=1500
/api/media/511400/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=fc6fb20a7099eb5d6a5794b681574a82%3A1650446167%3A6422142&width=1500
/api/media/511401/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=5fe81aac92c61143c0871c944573cfd8%3A1650446167%3A4943958&width=1500
/api/media/511402/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=7e01b487ed91728830987ab306a3c86a%3A1650446167%3A1962913&width=1500
 

El Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider sirvió con el versículo bíblico del Evangelio de Marcos, capítulo 6, versículos 47 y 48: «Y por la tarde, la barca estaba en medio del mar, y Él estaba solo en tierra. Y cuando vio que estaban luchando para remar, porque el viento estaba en contra de ellos, vino a ellos a la cuarta vigilia de la noche y estaba caminando en el mar y quiso pasarlos ".

El Apóstol Mayor mencionó la canción de inicio "Oh gran Dios, te alabamos" tocada por el órgano, como una canción de adoración y señaló que la verdadera adoración a Dios debe realizarse con la actitud correcta en espíritu y en verdad. Somos conscientes de que dependemos totalmente de la gracia de Dios.

Dios nos ofrece su palabra, su gracia y la Santa Cena del Señor en los servicios divinos. Nosotros decidimos si lo aceptamos o no. Pero Dios decide qué dar, cuándo dar, a quién darle; es pura gracia! Al darse uno cuenta de esto nos hace agradecidos.

El Apóstol Mayor explicó primero el contexto del versículo de la Biblia, como se puede leer: Jesús había enviado a los discípulos a Betsaida en barco. Estos lucharon con remar para salir adelante, porque tenían viento en contra. Jesús vio sus esfuerzos y los fue a su encuentro caminando sobre el agua. Jesús vio la necesidad de los discípulos y los tomó en serio. Quería animarles a pasar de largo (en la Biblia francesa dice: "adelantarlos"). Moisés y luego Elías ya experimentaron esto. Una vez cuando estaban desesperados, el Señor pasó a su lado, quiso consolarlos y levantarlos, y les dijo: “No os preocupéis, estoy aquí, estoy muy cerca de vosotros. Ten ánimo y sigue adelante, todavía tengo mucho que hacer contigo ".

El Señor había visto el trabajo de los discípulos en la barca y les mostró que estaba cerca y junto a ellos. Cuando vieron a Jesús caminando sobre el agua, se asustaron. Jesús les quitó el miedo, los consoló y se subió a la barca.

Esto es muy importante para nosotros. Todos somos elegidos por Jesús y hemos recibido dos encargos:

  • Debemos prepararnos para la venida del Señor, para lograr nuestra salvación.
  • Debemos servir al Señor en su iglesia, predicar su palabra, construir juntos su obra.

A veces funciona, a veces hay viento en contra. A veces lo intentamos, pero no logramos ningún progreso. Un ministerio puede sentir esto, también se puede ver en la iglesia en todo el mundo. En esta situación, el mensaje reconfortante ayuda: el Señor sabe, se preocupa, quiere ayudarnos y fortalecernos. Él responde, escucha oraciones, nos deja experimentar una y otra vez: "¡Estoy aquí, no te preocupes!" Él es el Dios de misericordia y amor.

Jesús también nos dice: "Iba delante de vosotros, ya estuve en el reino de Dios y tengo todo preparado para vosotros". Él nos espera y nos anima a confiar en Él y seguir trabajando en la obra de Dios.

Lo que Jesús espera de nosotros es muy exigente. Si tenemos miedo porque no entendemos algo, porque algo sale completamente diferente de lo esperado y quizás estamos decepcionados, entonces Dios nos dice: «¡Tengan ánimo, aquí estoy! Créeme, continúa ". Nos muestra una y otra vez que nos ama y que podemos confiar en Él. Quiere salvarnos. Quien crea en Él puede lograrlo.

Cuando las personas cometen errores, esto también les sucede a los ministerios, incluidos los apóstoles, Jesús todavía está allí. Cuando se realiza el trabajo en el nombre de Jesús, los resultados son válidos porque Dios está detrás de ellos.

El texto de una canción leída con acompañamiento de órgano resalta el mensaje de la prédica: "Señor, porque tu mano fuerte me sostiene con fuerza, permanezco en calma".

En su contribución al servir, el Apóstol Burren enfatizó la cercanía de Jesús y explicó: En las presiones de la vida cotidiana, a veces olvidamos que Jesús está ahí para nosotros. Surgen dudas de que la creencia puede desvanecerse. Precisamente en tales situaciones es importante mantener la fe. ¿Cómo podemos hacer eso?

  • Primero busquemos la conexión con Dios en oración. Luego te habla a través de una persona, a través de tu pastor, en el Servicio Divino. Como ejemplo, nombra a los discípulos de Emaús, que experimentaron la cercanía de Jesús.
  • Veamos el evangelio de Jesucristo y las promesas que contiene.
  • Hablemos con las personas sobre la fe, sobre un Servicio Divino.

Como introducción para el perdón de los pecados, el Apóstol Mayor mencionó que nuestra fe a veces no es lo suficientemente grande como para ser obediente hasta la última consecuencia. Sin embargo, Jesús es misericordioso con nosotros y nos perdona. En la celebración de la Santa Cena nos fortalece y confirma: "Estoy contigo hasta el final, no temas".

El Apóstol Burren y el Anciano de Distrito Pfützner tomaron la Santa Cena en nombre de las almas del más allá. Este acto se inició con la canción "Mi casa está en las alturas" tocada en el violonchelo. A continuación, se tocaron en el piano las notas de la canción «Canta nuestro Dios y su hijo».

Puesta en descanso y nueva ordenación

Como introducción a la puesta en descanso del Apóstol Philipp Burren, el Apóstol Mayor destacó su compromiso, diligencia, talento organizativo y, sobre todo, su amor por el Señor y por todos los hermanos en la fe. A través de su simpatía, su respeto y su aprecio, se ganó el corazón de los fieles. Con un sincero agradecimiento, liberó al Apóstol de sus deberes oficiales y lo puso en un merecido descanso.

A continuación, el Apóstol Mayor ordenó como nuevo Apóstol al anterior Anciano de Distrito Matthias Pfützner. Él enfatizó: "Un Apóstol está ahí para todos, precisamente de acuerdo con la declaración de su misión. Él debe hacer que las personas sean discípulos de Jesucristo". El Apóstol Matthias Pfützner será en el futuro responsable de Austria, Eslovenia y Suiza Oriental con los distritos de St. Gallen, Grisones y Wil. Gracias a su formación y a su actividad profesional, cuenta con las mejores condiciones para el desempeño de sus funciones.

Adoración a Dios cantando juntos - "El perdón"

La canción del "Le Pardon - Forgiveness" es interpretada por un coro virtual en francés y alemán. Esta canción es el resultado de un proyecto del coro Coronavirus en el que miembros de la Iglesia Nueva Apostólica de las comunidades de la Suiza francófona y la Suiza germanoparlante han aprendido juntos una nueva canción, de forma virtual.
Música: Sigi Hänger
Texto en alemán: Sigi Hänger, Jürgen Deppert
Textos en francés: Lionel Rhyn
Piano: Barbara Zollinger-Widmer
Chef de Choeur: Caroline Meyer
Gestión y edición de proyectos: Anita Bühlmann-Maurer