Búsqueda de comunidades
y distritos

Reten tu corona

19.11.2023

Después de mucho tiempo, el domingo 19 de noviembre la comunidad de Madrid pudo volver a vivir un Servicio Divino con un Bautismo de Agua. El lugar fue adornado de forma festiva para poder recibir al nuevo miembro de la comunidad con los brazos abiertos.
 
/api/media/542209/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=529d0dbcc1f8cc0a87c59d72f60de27c%3A1740846134%3A6806535&width=1500
/api/media/542210/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=1c30551a084f5b19420e39b315ec5d80%3A1740846134%3A2560936&width=1500
/api/media/542211/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=cf157463775e97108414bd06cbe281d4%3A1740846134%3A5065019&width=1500
/api/media/542212/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=8a233db80a70966f70ea5fbc9e463d60%3A1740846134%3A5203928&width=1500
/api/media/542213/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=3baea4f8de861e8e1ff8bc409dbdface%3A1740846134%3A6176079&width=1500
/api/media/542214/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=773121af98704f0011fafe41fd27be35%3A1740846134%3A4003771&width=1500
/api/media/542215/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=c9ee2d5bf4fbd3adc76f0869487eac2d%3A1740846134%3A6541609&width=1500
/api/media/542216/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=25b34483a3165209abdc65607d46855c%3A1740846134%3A3799217&width=1500
/api/media/542217/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=77e8f4663e2face730f4be5b507960e0%3A1740846134%3A4006034&width=1500
/api/media/542218/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=6fc1efe7d7f619ef3ef4ef5eeda608a3%3A1740846134%3A519815&width=1500
/api/media/542219/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=7b15029e32e1a81493c1eaa1faea773b%3A1740846134%3A4416793&width=1500
/api/media/542220/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=478800f6f675de7eb5e098fbc4e4ce47%3A1740846134%3A6400273&width=1500
 

La palabra de Apocalipsis 20:12 constituyó la base del Servicio Divino: «Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras».

Dos juicios

El ministerio comenzó explicando cuáles son los dos juicios a los que hace referencia la palabra bíblica: el primer juicio se producirá con la venida del Señor Jesús, y el segundo, será el juicio final. «La misericordia nos sigue empujando hacia la conquista, que es poder participar del retorno de Cristo». Después del primer juicio, se establecerá el reino milenario de paz: «Es mucho tiempo para que cambien de opinión los que hasta ese momento no han podido reconocer a Dios.»

Estar del lado del amor

El amor es imprescindible para poder participar de la Primera Resurrección, que sigue siendo nuestro objetivo principal. En primer lugar, hace falta el amor propio, porque sin él es imposible amar al prójimo. Y sobre todas las cosas está el amor de Dios, que es para todos. «No pensemos que no es posible retener nuestra corona, ¡porque somos el reflejo de su imagen!».

El agrado del Padre Celestial

«¿Qué hago para contentar a mi Padre Celestial?», se preguntó a la comunidad:

  • Hay que tener fe
  • Es importante acumular experiencias
  • No dejar de esperar a Jesús

«¡No perdamos el tiempo! Aceptemos a Dios con todas las consecuencias, porque Dios hace las cosas bien».

Trabajo y preparación

Dos portadores de ministerio fueron llamados al altar para profundizar en la palabra. «La intención de la palabra no es provocar miedo, sino para alentarnos a seguir trabajando. Dios se ocupará del resto».

«Puede que la palabra de hoy nos parezca un poco dura, pero el juicio no es para castigar a nadie. No obstante, la palabra de hoy nos invita a analizar nuestra relación con el Evangelio, nos guste o no. ¿Estamos preparados para la venida del Señor?».

Bautismo de Agua

Para una pareja joven, el domingo 19 de noviembre tendrá un significado especial de por vida. Presentaron a su pequeño hijo ante el altar para poder recibir el Santo Bautismo de Agua. «Habéis recibido un regalo de Dios que valoráis mucho».

Antes del acto sagrado, el ministerio comentó que habrá varias etapas en la vida del joven. Ahora es pequeño y necesitará toda vuestra atención, más adelante será más independiente, pero es bonito que siempre «podáis compartir el fruto del Espíritu Santo. Hay que edificar en él no solo su personalidad, sino también lo espiritual», dijo.

Primer paso

«Ahora estáis dando el primer paso, con este acto se quitará el pecado original, y (el niño) se convertirá en miembro de la Iglesia de Cristo.» En casa se aprende a orar, a elegir y a rechazar las cosas malas, y a crecer con alegría.

Los padres recibieron el certificado de bautismo y una biblia infantil. El coro de niños cantó Dios está aquí para darle la bienvenida al nuevo miembro de la comunidad.