Búsqueda de comunidades
y distritos

Confirmación en Pontevedra

18.10.2020

El pasado domingo 11 de octubre se celebró el acto de la Confirmación en la comunidad de Pontevedra, Galicia
 
/api/media/507002/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=bd8fbab94a07e817c695db5dd26d7783%3A1638368932%3A5366430&width=1500
/api/media/507003/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=915b0106669de9d11dd5440a30d56907%3A1638368932%3A8933926&width=1500
/api/media/507004/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=d224d8b1dbcaee1e4cec4d9ce5a659f1%3A1638368932%3A7292821&width=1500
 

La confirmación en la Iglesia Nueva Apostólica consiste en tomar la responsabilidad de la elección y de la relación futura con Dios. Quienes reciben esta bendición profesan su fe en el trino Dios y prometen a él su fidelidad, y la intención de conducir su vida dentro de la fe, mediante el voto de la confirmación: «Yo renuncio al diablo y a todo su obrar y ser, y me entrego a ti, oh Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, en la fe, obediencia y con el serio propósito de serte fiel hasta mi fin. Amén».

Si bien los Servicios Divinos de Confirmación suelen realizarse en la primavera, debido a la pandemia esto no había sido posible, y finalmente la bendición se realizó el pasado domingo 11 de octubre, en la comunidad de Pontevedra, Galicia.

El Servicio Divino estuvo a cargo del Anciano de Distrito del Noroeste, quien utilizó como base de la prédica el texto de Hebreos 8:10

«Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel. Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo».

Durante el Servicio Divino, la palabra giró entorno a la libertad para poder elegir y acerca de la responsabilidad que supone esa decisión. Además, junto con cada elección se contraen también ciertas obligaciones, algo que también forma parte del pacto con Dios.

En el marco del acto de la Confirmación, la joven dio su «Sí» ante la pregunta de si deseaba permanecer fiel a Dios y expresó el voto de la confirmación ante la comunidad. Luego, mediante la imposición de manos del siervo, la joven pudo recibir la bendición.

Previo a la realización del acto, se leyó además un mensaje del Apóstol Mayor, Jean-Luc Schneider, enviado especialmente para este acontecimiento.

Al Servicio Divino pudieron asistir también familiares e invitados de la joven confirmante, siempre guardando las medidas de seguridad previstas ante la pandemia del coronavirus.