Búsqueda de comunidades
y distritos

¡Un año más juntos!

26.08.2022

Los jóvenes de toda España se reunieron el fin de semana del 26 al 28 de agosto para vivir la comunión y alegría de estar "Juntos en Cristo".
 
/api/media/529527/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=ed8b4a212d0d3bcdd0d173952e9e1b04%3A1740839406%3A9952436&width=1500
/api/media/529528/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=b949b2166b04655af5ca16fc13fdc74c%3A1740839406%3A681643&width=1500
/api/media/529529/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=5d462999741cbf15d62b4870d58b6f2d%3A1740839406%3A6255623&width=1500
/api/media/529530/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=c32a1d59b6f8176975c336cbde71faf1%3A1740839406%3A4506862&width=1500
/api/media/529531/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=301273ad824d08446ec93da623e5601f%3A1740839406%3A6765721&width=1500
/api/media/529532/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=a0b0c6a3ce54c55e33d56b5810170abe%3A1740839406%3A1956057&width=1500
/api/media/529533/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=d2ad0b796619a4ed5d78effffd861c7d%3A1740839406%3A7015383&width=1500
/api/media/529534/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=ff8686cd2d93a84ec35f39043aa7e5d9%3A1740839406%3A8581297&width=1500
/api/media/529535/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=23bc9bf15d6d9528b32e4e664d5f55a0%3A1740839406%3A6442521&width=1500
/api/media/529536/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=b05a4e8b92fab668a6ce140fd0044f2d%3A1740839407%3A122039&width=1500
/api/media/529537/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=82ab4e50a9ff3fbf6df2d35e23900e55%3A1740839407%3A6141482&width=1500
/api/media/529538/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=32d66ce5cd8e6cf3eb4b19d47e53f2ab%3A1740839407%3A5010017&width=1500
/api/media/529539/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=ef4d9d808dd77853bcdc004019fbf139%3A1740839407%3A3787671&width=1500
/api/media/529540/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=1526894c368a319bf68e508fbba5bbcb%3A1740839407%3A2192129&width=1500
/api/media/529541/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=0f3e1683010e21f0344b3a14e085a84d%3A1740839407%3A7649714&width=1500
/api/media/529542/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=4f8088f8e4f0755929cec582e7e14436%3A1740839407%3A7435381&width=1500
/api/media/529543/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=843702e379be6ad38ff12e2bee93144e%3A1740839407%3A4103197&width=1500
/api/media/529544/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=9969569cd5858e5e614800eafda51250%3A1740839407%3A3777940&width=1500
/api/media/529545/process?crop=fixwidth&filetype=jpg&height=1500&token=0b209be5340c15b3672fa2ee70f11797%3A1740839407%3A5560055&width=1500
 

Un fin de semana de reencuentros, de alegría y de comunión. Así se vivió la Jornada de Juventud en España, donde unos 200 jóvenes de todo el país pudieron disfrutar de tres días juntos, en su primera reunión tras la pandemia del covid-19. Una Jornada en el que no faltó la diversión, la música o el deporte, pero en el que también hubo espacio para hacer preguntas sobre la fe y para tener un encuentro con el Señor en el Servicio Divino.

Tras varios meses de expectativa, por fin había llegado el día. Poco a poco, el viernes 26, jóvenes de los diferentes distritos comenzaron a llegar a Guardamar del Segura para vivir la jornada. Desde Mallorca, Galicia, Cataluña, Madrid, Andalucía, Valencia y el País Vasco, orígenes diferentes, pero todos con un mismo sentir: el deseo de volver a verse, abrazarse, y vivir y compartir un fin de semana juntos. Esa misma noche el Apóstol de Distrito, Jürg Zbinden daría la bienvenida a todos los jóvenes: "Deseo a todos muchas experiencias que fortalezcan nuestra fe, Juntos en Cristo", fue su mensaje. Y tras una oración se dio el inicio de la jornada.

Las luces, música y baile no tardaron en llegar. Los organizadores habían dispuesto dos barras, una de bebidas y un food truck, para agasajar a los jóvenes. Esa noche hubo también tiempo para los disfraces.

Para el sábado por la mañana, y aprovechando el calor y el buen tiempo, había preparada una actividad en la playa. Los jóvenes se dividieron en tres grupos para atender clases de windsurf, de primeros auxilios, y para pasear en kayak. Fue un momento para trabajar en equipo, demostrar el equilibrio (o caer al agua) y, por supuesto, intercambiar muchas risas. En tanto, la tarde estuvo dedicada al ensayo de coro para el día siguiente y a las presentaciones por distrito. También para disfrutar de la piscina y de las instalaciones del albergue en el tiempo libre.

Durante las presentaciones, los jóvenes de Madrid dejaron un mensaje acerca del lema del año: "Juntos en Cristo" y regalaron a los presentes un cántico sobre el amor de Dios y las "mil maneras" en las que nos lo demuestra. 

"Juntos somos más fuertes, y el camino con Jesús siempre se hace más liviano", pudo expresar el Apóstol de Distrito. "No es simplemente un lema bonito, es parte de nuestra existencia", agregó, invitando a los jóvenes a acercarse alma a alma, tal vez a quien no pensamos, y hacer saber a quien tal vez se sienta aislado que no está solo.

El Apóstol destacó que aunque somos diferentes, y cada uno tiene su propoa personalidad, Dios nos ama tal como somos, y Jesús puede unir hasta lo más diferenciado, no para decirnos que tenemos que actuar de una manera o para que pensemos todos igual, sino para que cada uno pueda expresar sus dones y fortalezas. Alentó en ese sentido a mirar lo que nos une: "Somos hijos de Dios y le conocemos. Él es nuestro Padre. Es bonito que podamos tener una relación con Él y a partir de esto estar conectados". Con Jesucristo, tenemos un futuro, concluyó.

El sábado a la noche también hubo lugar para una ronda de preguntas abiertas para el Apóstol de Distrito, en la que los jóvenes consultaron sus inquietudes tanto desde un punto de vista espiritual como personal. 

Ya el domingo, todos se reunieron para vivir juntos el Servicio Divino, que daría el cierre de oro a la Jornada de Juventud. Tras las despedidas, quedaba un largo camino por delante para llegar a casa, pero la alegría perduraba en los corazones. ¡También la esperanza de volverse a ver el siguiente año!